Alimentación saludableImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoTras un diagnóstico de cáncer, muchas personas quieren hacer cambios positivos en sus vidas. La adopción de medidas para tener un estilo de vida más saludable es a menudo una parte importante de estos cambios.

Antes de hacer cambios en su dieta, puede ayudar hablar con un dietista, su médico de cabecera o especialista en cáncer. Para la mayoría de la gente, una dieta equilibrada diaria incluye:

  • porciones de frutas y verduras.
  • hidratos de carbono como el pan, arroz, pasta, fideos, cuscús y patatas.
  • algunos alimentos ricos en proteínas como la carne, aves, pescado, nueces, huevos y legumbres.
  • algunos productos lácteos, como queso, yogur y leche.
  • sólo una pequeña cantidad de alimentos ricos en grasa, sal y azúcar.
  • las bebidas deben ser principalmente agua, té y café (sin azúcar añadido), o bebidas sin azúcar, (como las bebidas gaseosas, las bebidas de cola).

Lo que comemos influye en nuestra salud. Hasta un 10 % de los cánceres pueden estar vinculados a la dieta. Las investigaciones indican que el sobrepeso puede contribuir al 7 % de los cánceres en las mujeres. La falta de frutas y verduras también puede ser responsable de un 6% de los cánceres en los hombres. Aunque hay que investigar sobre las sustancias que aumentan nuestro riesgo de desarrollar cáncer, sabemos qué tipos de alimentos puede mantenernos sanos.

¿CÓMO PUEDE BENEFICIAR UNA DIETA SALUDABLE?

Una dieta equilibrada y la actividad física tienen muchos beneficios para la salud. Pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, derrames cerebrales y diabetes. También pueden ayudar a mantener un peso saludable que puede reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Si está tratando de perder peso, es importante asegurarse de que sigue recibiendo todos los nutrientes que necesita. Su dieta debe incluir frutas y verduras y debe tratar de limitar la grasa y el azúcar. Mantenerse activo también ayudará a controlar su peso. Su médico de cabecera o dietista le puede asesorar sobre su peso ideal y ofrecerle apoyo.

¿CÓMO MANTENER UNA DIETA SALUDABLE?

Hacer cambios para comer alimentos más saludables puede parecer difícil. Trate de mejorar su dieta progresivamente. Puede utilizar la oportunidad para descubrir y probar nuevos alimentos. Encontrar una dieta que funcione puede llevar tiempo, pero su médico de cabecera o dietista le puede dar consejos. Hacer cambios graduales y establecer metas pequeñas y realistas puede ayudar.

El alcohol puede aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Una dieta equilibrada contiene una variedad de alimentos. Trate de comer muchas frutas y verduras, e incluya alimentos ricos en almidón (como los cereales, el pan y la pasta) en su dieta. Su cuerpo también necesita proteínas, que se encuentra en alimentos como el pescado y la carne. Debe tratar de evitar comer demasiada grasa, azúcar y sal.

Las etiquetas de los alimentos pueden guiarle y ayudarle a elegir opciones más saludables.

CÓMO USA LOS ALIMENTOS SU CUERPO

Una dieta equilibrada le proporcionará todo lo necesario para mantener su cuerpo funcionando bien. Los alimentos se dividen en diferentes grupos, todos los cuales se utilizan de una manera específica por nuestro cuerpo. Ellos incluyen:

  • Los hidratos de carbono - se convierten en glucosa para darnos energía. La energía se mide en calorías. Si tenemos demasiadas calorías, subiremos de peso. Los hombres necesitan alrededor de 2.500 calorías al día y las mujeres alrededor de 2.000.
  • Proteínas - los aminoácidos que contienen ayudan al cuerpo a construir músculo y tejido de reparación. Cuando estamos enfermos, es importante contar con proteínas.
  • Las grasas - aportan energía condensada al cuerpo.
  • Vitaminas y minerales - ayudan a nuestro cuerpo a funcionar normalmente. Los minerales ayudan a mantener los huesos y los nervios sanos.
  • Líquidos- para que funcione correctamente el cuerpo necesita líquidos. debe tratar de beber 1,5 litros de líquido cada día.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES SOBRE LA DIETA

La gente suele preguntar si lo que comen puede reducir el riesgo de que el cáncer regrese. Este es el objeto de una gran cantidad de investigaciones. Todavía no hay suficiente información clara para hacer recomendaciones precisas sobre lo que alguien con un tipo particular de cáncer debe comer. En general, los expertos en cáncer recomiendan seguir una dieta sana y equilibrada.

Para la mayoría de la gente, los factores que son más propensos a tener el mayor impacto en su salud incluyen la dieta, control de peso y la actividad física regular. La combinación de estos factores suele conseguir mejores resultados que uno en particular.

Su equipo de atención médica son las mejores personas para aconsejarle qué puede hacer para ayudar a reducir el riesgo de que el cáncer regrese.

  • ¿QUÉ ALIMENTOS DEBO EVITAR?
    Asegúrese de que los huevos estén bien cocidos. Si su inmunidad es baja, evite el paté, huevos crudos, yogur con bífidos y los quesos elaborados con leche sin pasteurizar, como Brie y quesos azules. Estos alimentos pueden contener bacterias dañinas.
    Si está con quimioterapia de dosis alta, su equipo de atención médica puede sugerirle que evite otros alimentos.
  • ¿DEBO TOMAR SUPLEMENTOS DIETÉTICOS?
    Para la mayoría de la gente, una dieta equilibrada proporciona todos los nutrientes que necesita, y no se recomienda tomar grandes dosis de vitaminas, minerales y otros suplementos dietéticos. Pero las personas que tienen dificultades para comer una dieta equilibrada pueden beneficiarse de tomar un multivitamínico o suplemento mineral que contiene hasta 100% de la cantidad diaria recomendada.
    Los suplementos pueden ser beneficiosos en algunas situaciones, como para las personas que no son capaces de absorber todos los nutrientes que necesitan a causa de la cirugía para el cáncer de estómago. Las personas con mayor riesgo de adelgazamiento de los huesos (osteoporosis) pueden beneficiarse de tomar suplementos de calcio y vitamina D para ayudar a fortalecer sus huesos.
    Varios estudios han examinado si tomar suplementos puede reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Pero los resultados han sido decepcionantes, y en general la evidencia es que tomar suplementos no reduce el riesgo de cáncer. Hay evidencia incluso que tomar altas dosis de algunos suplementos puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer en algunas personas.
    Un estudio encontró que las personas que fuman son más propensas a desarrollar cáncer de pulmón si tomaban suplementos de betacaroteno (una sustancia que el cuerpo utiliza para hacer la vitamina A). Y resultados de otros estudios sugieren que altas dosis de beta-caroteno y vitamina A pueden aumentar el riesgo de contraer cáncer de garganta y estómago.
    Es posible que algunos suplementos puedan interferir con el funcionamiento de los tratamientos de cáncer, y que sean menos eficaces. Así que si está actualmente recibiendo tratamiento para el cáncer, es importante obtener el asesoramiento de su especialista de cáncer antes de tomar cualquier suplemento. Ellos le pueden asesorar sobre el que debe tomar, y qué dosis podrían ser adecuados para usted.
  • ¿HAY SUPERALIMENTOS?
    No hay ninguna evidencia científica para cualquier alimento en particular ser un "súper alimento". El mayor beneficio para su salud es probable que provenga de una dieta equilibrada que incluya una combinación amplia y una variada oferta de alimentos. Hay muchas sustancias en las frutas y verduras que potencialmente pueden tener propiedades anti-cáncer. Sin embargo, en este momento no sabemos esto con certeza.
    A
    sí que en lugar de buscar un "super alimento", es mejor buscar una dieta como se recomienda en las guías de alimentación saludables. Esto le ayudará a asegurarse de que está recibiendo la mayor variedad posible de estas sustancias. También hará que su dieta sea más agradable e interesante, y probablemente será más barato.
  • ¿DEBERÍA SEGUIR UNA DIETA LIBRE DE LÁCTEOS?
    Muchos estudios de investigación han buscado una relación entre las dietas con alto contenido de productos lácteos y el cáncer (especialmente de mama y cáncer de próstata). Pero estos estudios no han demostrado un vínculo claro. Debido a esto, los expertos en cáncer no recomiendan seguir una dieta libre de lácteos para tratar de reducir el riesgo de cáncer.
    Los productos lácteos son una fuente importante de proteínas, calcio y algunas vitaminas, pero pueden ser altos en grasa. Elija productos bajos en grasa para evitar subir de peso. El calcio es necesario para tener huesos fuertes y puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de intestino. Así que si decide seguir una dieta libre de lácteos, necesita asegurarse de obtener suficiente calcio de otras fuentes de alimentos, como sardinas en lata y salmón; vegetales de hojas verde oscuro, como las espinacas; o alimentos fortificados, como algunos tipos de leche de soja.

EL CÁNCER Y EL AZÚCAR

El azúcar en su dieta no aumenta directamente el riesgo de cáncer. Pero el azúcar no contiene nutrientes útiles, además de la energía, y podemos obtener toda la energía que necesitamos de fuentes saludables. Así que lo mejor es limitar la cantidad de azúcar en su dieta.


¿DEBO COMER SÓLO ALIMENTOS ORGÁNICOS?

Muchas personas se preguntan si deben seguir una dieta orgánica para prevenir que el cáncer regrese. Los estudios que examinaron los beneficios nutricionales de las frutas y verduras orgánicas han tenido resultados mixtos. Algunos afirman que las frutas y verduras orgánicas tienen mejor sabor y se mantienen frescos durante más tiempo. Hasta ahora, no se ha hecho ninguna investigación para averiguar si una dieta orgánica es más eficaz para detener la recurrencia o aparición de cáncer, en comparación con una dieta no orgánica.

Genéticamente los cultivos modificados genéticamente han demostrado ser seguro en los siete años que han sido cultivados. Pero algunas personas pueden sentir que los efectos a largo plazo son desconocidos.

La compra de alimentos orgánicos o no orgánicos es en última instancia una decisión personal. El consejo actual es lavar todas las frutas y verduras, no orgánico, así como orgánicos, a fondo antes de su uso para eliminar cualquier tipo de pesticida.


¿FUNCIONAN LAS DIETAS CONTRA EL CÁNCER?

Ha habido mucha publicidad acerca de las dietas alternativas para el tratamiento del cáncer en los últimos años. Es comprensible que las personas pueden ser atraídas por las dietas que parecen ofrecer la esperanza de una cura. Sin embargo, no hay evidencia de que estas dietas pueden hacer que reduzca aumente la posibilidad de supervivencia de una persona, o curar la enfermedad.

Algunas personas tienen la satisfacción de seguir estas dietas especiales, pero otros los encuentran bastante aburrido e incluso desagradable. Algunas dietas pueden carecer de nutrientes importantes o ser desequilibrada de otras maneras, e incluso puede ser perjudicial.

Los consejos sobre qué comer pueden ser contradictorios y confusos, pero la mayoría de los médicos y enfermeras especialistas recomiendan una dieta bien equilibrada y agradable.