Marta Perez, Dr García Foncillas y Dra. Ana MolinaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto¿Una camiseta protege frente a la radiación ultravioleta del sol? ¿Debería usar protección solar aunque sólo me exponga un par de veces al año? ¿Daña la piel el bronceado, aunque no haya habido quemadura? Responder correctamente a estas u otras cuestiones sobre la exposición solar resulta clave para poder realizar una prevención eficaz de los tumores de piel como el melanoma.

Por ello, y coincidiendo con el periodo estival, donde la exposición al sol aumenta de forma muy importante en gran parte de la población, el Instituto Oncológico de la Fundación Jiménez Díaz (Oncohealth) ha elaborado un sencillo autotest que sirve para medir el conocimiento sobre las decisiones a tomar para evitar, en la medida de lo posible, la aparición de este tipo de cáncer.

"Muchas veces pensamos que lo sabemos todo acerca de cómo evitar el melanoma, o cualquier otro tipo de cáncer cutáneo; sin embargo la experiencia nos demuestra que muchas veces solemos tener ideas preconcebidas que, lejos de reducir el riesgo, lo incrementan", explican el doctor Jesús García Foncillas, director de Oncohealth y jefe del Servicio de Oncología y la Dra. Ana Molina, dermatóloga del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (HUFJD).

"Junto al diagnóstico y tratamiento de todos los tipos de cáncer, el Instituto Oncohealth tiene entre sus fines el de potenciar la prevención del cáncer y la concienciación de la sociedad ante esta enfermedad, por eso pensamos que en este momento debíamos aportar nuestro granito de arena para que todo el mundo sea consciente de los riesgos que acarrea una exposición inadecuada a los rayos solares", añaden.

El cuestionario, elaborado por la enfermera especialista en oncología Marta Pérez bajo supervisión del doctor García Foncillas, está diseñado para ser respondido por el propio usuario, y consta de ocho cuestiones, con sus respuestas correspondientes. Son las siguientes:


1) No puedo padecer cáncer de piel porque mi rutina normal (trabajo, camino al trabajo, hobbies, vacaciones) no incluyen actividades al aire libre.

  • Verdadero
  • Falso

La respuesta correcta es falso, ya que las pequeñas exposiciones al sol durante todo el año pueden producir daños en personas con la piel clara.


2) Debería usar protección solar en las actividades al aire libre como deportes o ir a ver un partido de futbol, aunque solo lo haga una o dos veces al año.

  • Verdadero
  • Falso

La respuesta correcta es verdadero. Mucha gente piensa que no pasa nada por tener una quemadura de sol de vez en cuando, pero los estudios muestran que la exposición, incluso de vez en cuando, a luz solar intensa puede aumentar el riesgo del tipo más grave de cáncer de piel, el melanoma.


3) Si llevo protección solar puesta puedo estar al sol todo el tiempo que quiera.

  • Verdadero
  • Falso

La respuesta correcta es falso. No debería pasar varias horas al sol aunque esté usando protección solar. Estos productos no proporcionan una protección total frente a la radiación ultravioleta. Por ello, es recomendable limitar los tiempos de exposición al sol al mediodía y buscar la sombra. También es aconsejable cubrirse con camisetas, sombreros, usar protección solar de amplio espectro y volver a aplicarla cada dos horas. No hay que olvidar usar gafas de sol para proteger los ojos.


4) Una crema protectora SPF-15 protege de más radiación UV que una SPF-30.

  • Verdadero
  • Falso

La respuesta correcta es falso. El factor de protección solar (SPF) describe cómo un protector solar protege de los rayos UVB (el 5% de la radiación UV, responsable del bronceado, de las quemaduras de piel, reacciones alérgicas y cánceres de piel) aunque no dice nada sobre la protección frente a la radiación UVA (el 95% de la radiación UV que llega a la piel durante todo el año, es indolora y puede penetrar muy profundo en la piel). Factores protectores SPF 15 bloquean alrededor del 93% de los rayos UVB, mientras que los protectores SPF 30 bloquean alrededor del 97%. Por ello, hay que asegurarse de elegir un producto de amplio espectro que filtre tanto UVB como UVA. También es importante usar suficiente protector solar y aplicarlo con frecuencia, sobre todo si se está sudando o nadando.


5) Es seguro dejar a mis hijos al sol si se ponen una camiseta y después de un par de horas vuelvo a aplicar protección solar en cara, brazos y piernas

  • Verdadero
  • Falso

La respuesta correcta es falso. Los rayos UV pueden pasar fácilmente a través de una camiseta de algodón blanco, sobre todo si está mojado. La mayoría de camisetas de color claro mojadas solo producen una protección similar al factor SPF-4, que sin duda no es suficiente para todo el día y está muy por debajo del factor de protección mínimo SPF-30. Las mejores opciones incluyen ropas de colores oscuros, tejidos apretados y prendas tratadas con materiales especiales y trajes de baño. Otra opción es moverse a la sombra durante el mediodía, cuando los rayos solares son más fuertes. Para los bebés menores de seis meses, sin duda, la sombra, la ropa protectora del sol y los sombreros son las mejores opciones.


6) ¿Cada cuánto debo volver a aplicar protección solar resistente al agua?

  • Cada dos horas o antes.
  • Después de sudar o nadar.
  • Después de secarme con la toalla.
  • Todas las anteriores.

La respuesta correcta es "todas las anteriores". Para obtener los mejores resultados, la mayoría de protectores solares tienen que volver a aplicarse cada dos horas o antes desde la última vez. En todo caso hay que asegurarse de revisar la etiqueta.


7) Hacerme un bronceado en un salón de belleza es buena idea para prevenir quemaduras solares en la playa.

  • Verdadero
  • Falso

La respuesta correcta es falso. Los expertos dicen que una base de bronceado produce muy poca prevención de una quemadura solar. Además, el bronceado en sí daña la piel. Lo que no se ve es el daño UV en las capas más profundas.


8) Como me puse crema protectora a las 12 horas para pasar la tarde leyendo en la piscina, a las 14 horas ¿cuál de las siguientes opciones protegería mejor mi piel?

  • Ponerse algo de ropa de un tejido suelto y de algodón.
  • Moverse a la sombra.
  • Volver a aplicar protección solar.

La respuesta correcta es "Moverse a la sombra". Si bien las tres respuestas pueden ayudar, moverse a la sombra sería la más adecuada. Buscar la sombra es un elemento clave en la prevención del cáncer de piel, especialmente entre las 10 y las 16 horas. La ropa bloquea muy poca radiación UV si es de algodón, por ello cubrirse es una idea correcta pero con tejidos estrechos y oscuros.


De cara a valorar los resultados del autotest, la enfermera Marta Pérez explica que "quien haya acertado cinco o más respuestas tiene una buena base de cara a prevenir el cáncer de piel, mientras que aquellos que solo han respondido correctamente a entre tres y cinco deben buscar información antes de exponerse al sol durante este verano". "Por supuesto aquellos que hayan acertado tres preguntas o menos tienen muchas posibilidades de exponerse a un riesgo serio durante este verano y el resto del año y deben obtener información cuanto antes para evitarlo", indica Pérez, que advierte: "Durante el verano es cuándo más cuidado debemos tener, pero no hay que olvidar que estamos expuestos al sol durante todo el año, concluye.